Muriendo en tus brazos

Soñé que moría lentamente en tus brazos.
Cobijabas mi vértigo, aceptabas mi suerte.
Vaciaba mis remordimientos y me liberaba de mis culpas.
Admirabas mi arrepentimiento, perdonabas mis atrevimientos.
Soñé que contigo me volvería eterno.
Y tú con esa sonrisa sarcástica, alimentabas mi fantasía.
Soñé contigo mezcal amigo. Que en cada sorbo me iba perdiendo.
Y tú me dejaste perder en tu encantamiento, me ahogaste en todo ti.

Sobre el mezcal. Bar de La Cervecería. Diciembre 27 de 2016